Leche y Miel: Domingo dedicado a los niños de áreas vulnerables de Quilicura

Todos los domingos en Quilicura, la Agrupación Social Leche y Miel entrega desayunos y almuerzos a niños de diferentes villas de la comuna.

El domingo recién pasado fue un día especial, pues celebraron navidad los casi 100 niños, entre 1 y 16 años, que llegaron al lugar donde se desarrolla el programa dominical que entrega la Agrupación. La gran sorpresa llegó en pleno desayuno, cuando la sirena del Cuerpo de Bomberos de la comuna anunció su llegada para brindarles una tarde de entretenimiento.

Hasta allí llegaron profesionales del área de energías renovables comprometidos con esta iniciativa social, encabezados por Natalia Herrera, para quien «la felicidad que se siente de entregarles a estos niños un momento de tiempo y amor, es impagable».

La profesional invita a quienes quieran participar, ya sea asistiendo los domingos para apoyar a los niños con juegos o aportando en dinero o comida.

APROTE

Leche y Miel

Nace a mediados de junio de 2010 tras darse cuenta de la necesidad latente y evidente que existe en el sector donde los niños crecen que es un frágil tejido social y muchos son vulnerados en sus derechos esenciales, quedando a merced de un ambiente complejo en el cual las condiciones de habitabilidad son precarias, un entorno donde el consumo y tráfico de drogas es visible.

WhatsApp Image 2019-12-15 at 11.54.00(1)
Junto al camión de la Compañía de Bomberos de Quilicura

Es así que Leche y Miel no pudo obviar esa realidad y decidieron ser parte de la solución y un actor social participativo capaz de aportar algo más que un desayuno o un almuerzo, sino también entregar un enfoque de valores cívicos, comunitarios de tolerancia, respeto y cuidado por el entorno y el medio ambiente con principios éticos y cristianos a todos los niños y jóvenes que acuden a la organización.

WhatsApp Image 2019-12-15 at 11.53.58.jpeg
Voluntarios que el domingo estuvieron presente para compartir con los niños

En un principio los niños que iniciaron esta obra eran los hijos de los voluntarios del proyecto y dos niños del sector. A medida que fue pasando el tiempo y al ver concurrencia en un lugar que estuvo sin mayor actividad en los años anteriores, y gracias a las intervenciones urbanas, participaciones musicales, artísticas con juegos y animaciones, fueron un catalizador pues así llegaron más niños que a su vez traían más amigos y vecinos del sector. Actualmente asiste un promedio de 80 niños de las poblaciones que están cerca del lugar.

Con resultados visibles muy favorables y de gran satisfacción, el trabajo demanda mucha perseverancia y una clara visión enfocada en la protección por la infancia y el trabajo social. Este año se incorporaron talleres didácticos de manualidades, deportes, música y carpintería con la finalidad de no sólo brindar un aporte alimenticio, de atención y cariño, sino para también, tanto niños como jóvenes, interactúen entre sí en un ambiente de comprensión, colaboración, centrándose en la importancia del trabajo en equipo.

Actualmente, los desayunos y almuerzos a los más de 150 niños vulnerables de Quilicura, se realizan en la sede de un equipo de fútbol que fue entregado en comodato por el alcalde de la comuna. Es así que cada domingo los voluntarios de Leche y Miel dependen de la buena voluntad del equipo deportivo para poder entregar el apoyo alimenticio y de actividades, lo cual brinda inseguridad en la continuación de la labor social que se toma el lugar cada fin de semana.

Leche y Miel los invita a unirse y colaborar en esta noble causa. Quizás con el esfuerzo de más personas y empresas involucradas, se pueda lograr tener un lugar  permanente para seguir cuidando a los niños de Quilicura. Te invitamos a participar:

APROTE

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: